BLOG – Cómo iniciar un programa cuando arranca Windows 10

Cómo iniciar un programa cuando arranca Windows 10

Siguiendo estos pasos puedes hacer que cualquier programa se inicie solo.

Antes de nada hay que tener en cuenta una cosa, no es conveniente hacer que muchos programas se inicien automáticamente al arrancar Windows 10, esto puede hacer que el sistema tarde unos segundos más en estar operativo.

Si nuestro equipo tiene un SSD no tardará tanto en iniciar los programas respecto a un disco duro. Los SSD tienen una tasa de lectura y escritura muy superior a un HDD, así que el impacto a la hora de iniciar varias apps será menor.

Cómo hacer que un programa se inicie al arrancar Windows 10

Hacer que un programa se inicie automáticamente en Windows 10 es muy fácil, apenas lleva unos segundos. Estos son los pasos a seguir:

  • Pulsa las teclas Windows + R
  • Seguidamente tienes que escribir shell:startup
  • A continuación verás una ventana, en ella simplemente tienes que arrastrar los accesos directos de aquellos programas que deseas que se inicien automáticamente al arrancar Windows 10
  • Reinicia el equipo

Si quieres hacer todo lo contrario, o sea, que una aplicación no se inicie automáticamente, el proceso es prácticamente idéntico. Solo tienes que eliminar el acceso directo de la carpeta que se abre al ejecutar el comando shell:startup. No hay que hacer nada más.

En Ejecutar solo hay que escribir shell:startup.

Si quieres saber qué otras aplicaciones se inician automáticamente al arrancar Windows 10 tienes que hacer lo siguiente. Pulsa las teclas CTRL + ALT + DEL (suprimir), seguidamente hay que hacer clic en Administrador de tareas.

El administrador de tareas muestra qué aplicaciones se inician automáticamente.

Se abrirá una ventana con varias pestañas, tienes que seleccionar la que pone Inicio, ahí puedes ver los programas que se inician automáticamente, también si afectan mucho a la hora de arrancar el sistema operativo. Si seleccionas uno y luego haces clic en deshabilitar ya no se iniciará automáticamente, de este modo siempre tendrás el control sobre aquellos programas que se inician junto al sistema operativo.

Como has podido comprobar hacer que un programa se inicie automáticamente es muy fácil. Ahora bien, hay que tener cuidado con algunos programas, sin avisar se inician junto al sistema operativo. Para estos casos lo mejor es abrir el administrador de tareas y echar un vistazo.

El rendimiento del equipo puede verse afectado

 

BLOG – Ocultar notificaciones en Windows 10

Aunque en ocasiones las notificaciones que nos muestra Windows 10 puede que sean de ayuda, lo cierto es que en la mayoría de las veces no son más que un incordio y una distracción, ya que resulta inevitable mirar cada notificación que se nos muestra en el escritorio independientemente de lo que estemos haciendo. La última versión del sistema operativo de Microsoft ofrece la posibilidad de desactivar las notificaciones o incluso hacerlo de manera individual para las aplicaciones instaladas que puede mostrar notificaciones. De cualquier modo, vamos a mostrar a continuación cómo desactivar todas las notificaciones en Windows 10.

La nueva página de configuración de Windows 10 cuenta con un montón de ajustes para controlar ciertos aspectos del sistema, entre ellos las notificaciones de Windows 10. Por lo tanto, es desde ahí desde donde vamos a poder desactivar la mayoría de notificaciones que se nos muestran en Windows 10.

Pasos a seguir para desactivar todo tipo de notificaciones en Windows 10

Por lo tanto, lo primero que vamos a hacer es abrir la página de Configuración de Windows 10 y navegar por las opciones Sistema > Notificaciones y acciones. Una vez ahí, encontramos la sección Notificaciones, donde podremos desactivar las notificaciones de Windows 10 en determinados sitios. En primer lugar encontramos un interruptor que nos permite desactivar las notificaciones de aplicaciones y otros remitentes, desactivar las notificaciones en la pantalla de bloqueo, desactivar los avisos y llamadas de VoIP entrantes en la pantalla de bloqueo y ocultar las notificaciones si duplicamos nuestra pantalla.
notificaciones en windows 10

Además, podemos deshacernos de las notificaciones publicitarias, es decir aquellas que aparecen para mostrarnos ciertos trucos, consejos o recomendaciones mientras que hacemos uso de Windows o aquellas que aparecen para mostrarnos ciertas novedades y sugerencias de uso después de las actualizaciones del sistema. Cada una de estas opciones la podemos activar o desactivar simplemente con el hecho de deslizar los interruptores que se muestran al lado de cada opción.

notificaciones en windows 10

Justo debajo, encontramos otra sección, Obtener notificaciones de estos remitentes, que es desde donde podemos desactivar las notificaciones de aquellas aplicaciones tanto preinstaladas de Windows como de terceros, que pueden mostrarnos notificaciones en el equipo. A pesar de que desactivemos el interruptor de cada una de ellas, es conveniente y recomendable que revisemos la configuración de cada una de ellas, ya que desde los ajustes de cada aplicación quizás sea necesario que desactivemos también el envío de notificaciones.

notificaciones en windows 10

Hay otro tipo de notificaciones en Windows 10 que no son posible de desactivar desde la página de configuración del sistema, como son las notificaciones de seguridad. Sin embargo, siempre podemos tirar de recursos y desactivarlas desde el registro de Windows.

BLOG – 50 cosas que no sabías que hace Word

Sin duda, Microsoft Word es el editor de texto más utilizado en la mayoría de ordenadores de todo el mundo, y es que Microsoft Office junto con todas sus herramientas, suelen acompañar al sistema operativo Windows en la mayoría de equipos con entorno Microsoft. Entre todas las herramientas de Office, quizás Word es la más utilizada cada día, pero a pesar de todo, no todos los usuarios conocen a fondo las posibilidades que ofrece. Por eso, vamos a mostrar a continuación 50 cosas que no sabías que hace Word.

Cada vez que abrimos Word en el ordenador, añadir texto, darle formato, cambiar una imagen o incluso insertar una tabla o enlace a  un sitio web, suelen ser las tareas más repetidas por la mayoría de usuarios. Sin embargo, hay muchas otras funciones o trucos de Word que quizás no conozcas y que seguro te van a ayudar y mucho cuando uses la herramienta de Microsoft Office. Eso sí, hay que tener en cuenta que dependiendo de la versión de Word que tengamos instalada, puede que algunas opciones estén disponibles en otras rutas e incluso que no estén disponibles.

50 cosas que no sabías que hace Word:

1. Cambia el puntero del ratón por el logo de Office

Por defecto, Windows muestra el puntero del ratón con la clásica flecha blanca, aunque siempre podemos personalizarlo desde los ajustes del sistema. Sin embargo, cuando estamos utilizando Word, podemos hacer que el puntero del ratón cambie y se muestra un icono similar al antiguo logo de Microsft Office. Para ello, simplemente tenemos que abrir Word y pulsar la combinación de teclasCtrl + Alt + la tecla “+” del teclado numérico. Para volver al puntero del ratón por defecto, basta con volver a pulsar esta combinación de teclas y Cerrar la ventana de diálogo que se muestra.

2. Convertir texto en un tabla rápidamente

Aunque Word ofrece una interfaz más o menos sencilla para crear tablas dentro de un documento, lo cierto es que entre los trucos de Word encontramos la opción de convertir un texto en un tabla de forma rápida y sencilla. Para ello, únicamente tenemos que escribir el texto que queremos meter en una tabla utilizando, por ejemplo, un tabulador como separador entre el contenido que queremos que vaya entre cada columna y escribir en distintas líneas o párrafos el contenido de cada fila.

trucos de Word convertir texto en tabla

Una vez hecho esto, seleccionamos el texto y vamos a la opción de menú Insertar > tabla > convertir texto en tabla. Esto nos mostrará una ventana para determinar ciertos ajustes y con sólo pulsar en Aceptar, veremos como nuestro texto se convierte automáticamente en una tabla con el contenido organizado como queríamos.

3. Generar texto y párrafos aleatorios en un segundo

Si estamos realizando alguna prueba en documentos y necesitamos generar varios párrafos con texto, no es necesario que te pongas a escribir todo aquello que se te ocurra, ya que hay un truco de Word que permite crear el número de párrafos que quieras y con la cantidad de frases que quieres que contenga cada párrafo. Para ello, basta con escribir el comando =rand(nºpárrafos, nºfrases). Por ejemplo, si escribimos en nuestro documento de Word =rand(3,4) y pulsamos enter, veremos cómo automáticamente se crean tres párrafos de cuatro frases cada uno en nuestro documento.

4. Buscar el significado de una palabra en el diccionario o en Internet

Es posible que mientras leemos algún documento de Word, nos encontremos con palabras que no sabemos su significado. Aunque siempre podemos buscar en Internet o en algún diccionario si lo tenemos a mano, entre estos trucos de Word vamos a mostrar a continuación cómo buscar el significado de una palabra del documento de texto sin salir de Word.

Para ello, basta con hacer clic con el botón derecho del ratón y seleccionar la opción búsqueda inteligente. Esta opción puede variar según la versión de Word que tengamos, pero de manera automática veremos cómo en el lateral derecho nos aparece un panel con los resultados obtenidos del significado de esa palabra en la Wikipedia, Bing o el propio diccionario.

5. Encontrar sinónimos de una palabra en Word

A medida que vas escribiendo un documento es posible que en numerosas ocasiones te hayas dado cuenta que repites mucho una palabra y te vuelvas loco encontrando un sinónimo para decir eso mismo y no repetirte. Pues bien, esto también podemos hacerlo fácilmente con este sencillo truco de Word. Seleccionamos la palabra en cuestión y haciendo clic con el botón derecho sobre ella vamos a Sinónimos y directamente veremos un listado con varias opciones. Elegimos el que mejor se adapta a nuestro texto y listo.

6. Cambiar mayúsculas por minúsculas y viceversa, capitalizar o alternar mayúsculas y minúsculas

Es probable que en alguna ocasión nos hayamos encontrado con la necesidad de tener que cambiar todo un texto de mayúsculas a minúsculas o al revés y que lo hayamos reescrito nuevamente, sin embargo, este simple truco de Word te permite hacerlo con un par de clics. Para ello, simplemente tenemos que seleccionar el texto y desde la opción de menú Inicio, dentro de la sección Fuente, pulsamos sobre el icono que muestra una A mayúscula junto a otra minúscula (Aa) y elegimos la opción que necesitemos.

trucos de Word pasar a mayúsculas

7. Eliminar el menú que aparece cuando seleccionas un texto

Cuando seleccionamos un texto en Word, automáticamente vemos cómo la herramienta de Office nos muestra una pequeña barra de herramientas que ofrece determinados accesos directos para cambiar el tamaño, color, tipo de fuente, tamaño, etc. Algo que en ocasiones puede ser de gran ayuda pero que resultar bastante incómodo para otros muchos usuarios. Por lo tanto, si quieres desahacerte de esta barra de herramientas tienes que ir a Archivo > Opciones > General y a continuación desmarcar la casilla Mostrar minibarra de herramientas al seleccionar.

Trucos de Word desactivar minibarra heramientas

8. Guardar automáticamente el documento de Word cada cierto tiempo para no perder los cambios

A quién no le ha pasado alguna vez que mientras estaba escribiendo en un documento de Word, un cierre inesperado de la herramienta, por ejemplo por un corte de luz, provoca que la perdida de todo el trabajo desde la última vez que guardamos los cambios. Si quieres evitar que esto te vuelva a pasar, hay un pequeño truco de Word que te permite hacer autoguardados cada X minutospara que no tengas que preocuparte de estar dando cada ciertos tiempo al botón de Guardar. Para ello, vamos a la opción del menú Archivo > Opciones > Guardary ahí marcamos la casilla Guardar información de autorrecuperación e indicar cada cuantos minutos queremos que Word nos guarde automáticamente nuestro trabajo.

trucos de Word autoguardado

9. Deshabilitar las macros de Word para evitar ser infectados por virus

Sin ningún duda, la seguridad es algo realmente importante para los usuarios y todo el mundo conoce los riesgos del uso de las macros de Word, ya que pueden ejecutar ciertos archivos con malware. Para evitar esto, podemos desactivar las macros en Word desde el menú Archivo > Opciones > Centro de confianza > Configuración del centro de confianza > Configuración de macros y a continuación seleccionar la opción para deshabilitar las macros que más nos convenga.

trucos de word desactivar macros

10. Añadir marca de agua a tus documentos de Word

Al igual que muchos usuarios quieren añadir su seña de identidad en sus fotografías o imágenes añadiendo una marca de agua, también es posible hacerlo en Word y así evitar que otras personas puedas copiar nuestros documentos y hacerlos de su propiedad. Entre todos los trucos de Word, encontramos uno que nos permite añadir una marca de agua a nuestro documento. Para ello vamos a la opción del menú Diseño de página > Fondo de página > Marca de agua y elegimos entre alguna de las predeterminadas o incluso podemos añadir la que queramos nosotros.

11. Recuperar archivos cerrados sin guardar

Dependiendo de la versión de Microsoft Office que tengamos, vamos a poder recuperar los archivos cerrados sin guardar de una manera u otra. Si contamos con Word 2016, al abrir la herramienta nos aparecerán los documentos que no se han guardado en el lateral izquierdo y desde ahí mismo podemos tratar de recuperarlos. Pero si tenemos una versión anterior, entonces la opción está algo más escondida.En esta ocasión, tenemos que ir  la opción de menú Archivo > Reciente y fijarnos en la parte inferior de la pantalla donde podemos encontrar un enlace con la opción Recuperar documentos sin guardar.  Esto nos abrirá una ventana del explorador de archivos en la ruta C:\Users\Usuario\AppData\Local\Microsoft\Office\UnsavedFiles que es la que utiliza Office para guardar los documentos que se cierran inesperadamente y desde donde podremos recuperarlos.

trucos de Word recuperar archivos sin guardar

12. Traducir un documento o texto a otro idioma

Tanto si recibes un documento en otro idioma como si tienes que crearlo, Word ofrece la posibilidad de traducir todo el documento o parte del texto de un idioma a otro de forma rápida desde la propia herramienta. Para traducir un texto en Word, seleccionamos el texto que queremos traducir a otro idioma y desde la opción de menú Revisar > Idioma > Traducir elegimos la opción que nos interese y de qué idioma a qué idioma nos interesa traducir. También podemos acceder a la opción de traducir un texto desde el menú contextual haciendo clic sobre el texto seleccionado con el botón derecho y después Traducir.

trucos de Word traducir texto

13. Imprimir varios documentos de Word sin abrirlos

Si tenemos varios documentos de Word que necesitamos imprimir, podemos enviar todos ellos a la impresora sin necesidad de ir abriendo uno por uno. Para ello, basta con tener abierto Word y desde el menú Archivo > Abrir ir a la ruta donde tenemos los documentos, seleccionar manteniendo la letra Ctrl presionada cada uno de ellos y hacer clic sobre cualquiera para elegir la opción Imprimir.

14. Escribir texto en vertical

Aunque los documentos de Word se escriben en formato horizontal, en un determinado documento puede que necesitemos o nos gustaría añadir un texto en vertical. Pues bien, este pequeño truco de Word nos permite hacerlo de forma sencilla. Lo primero que tenemos que hacer es ir a la opción de menú Insertar > cuadro de texto y elegir cualquiera de los formato que nos ofrece Word. Una vez tenemos el cuadro de texto en nuestro documento, escribimos lo que queramos y a continuación, pulsamos sobre el control del cuadro de texto con el botón derecho del teclado para seleccionar la opción formato de forma y a continuación, vamos a la opción Cuadro de texto y cambiamos la dirección del texto.

trucos de word, texto vertical

15. Mensajes secretos en Word

Aunque puede sonar a juego de niños, puede resultar muy útil en determinadas circunstancias. Para escribir mensajes secretos en Word, lo único que tenemos que hacer es escribir el texto con normalidad y una vez acabamos desde la opción Buscar > reemplazar. Ahora, lo único que tenemos que hacer es sustituir ciertas letras por otras o por símbolos hasta que el texto sea ilegible. Una vez hecho esto, ya podemos enviar el texto a quien queramos, eso sí, debemos comunicarle cómo traducirlo y sustituir nuevamente las letras sustituidas por las originales.

16. Aumentar o disminuir el tamaño de la letra

Para aumentar el tamaño de letra de un documento Word rápidamente sin tener que ir a cambiar el tamaño de la fuente, selecciona el texto que quieres cambiar de tamaño y presiona Ctrl + Shift + < para aumentar la letra o Ctrl + < para disminuirla.

17. Proteger un documento con contraseña

En muchas ocasiones seguro que hemos querido proteger un documento de Word con contraseña para que nadie pueda abrirlo y leer su contenido. Pues bien, además de las múltiples aplicaciones que permiten cifrar archivos o añadir una contraseña, desde el propio Word es posible proteger un documento con contraseña.

trucos de Word,añadir contraseña

Para ello, en el momento de guardar el documento vamos a ir a Archivo > Guardar como y dentro de la ventana de diálogo que se abre a continuación, desplegamos las opciones dentro de Herramientas y elegimos Opciones Generales. A continuación se abrirá una ventana donde podemos indicar la contraseña de apertura y de escritura del documento Word.

18. Cambiar los valores predeterminados de un nuevo documento de Word

Algo muy práctica y a la vez bastante desconocido es la opción que ofrece Word de cambiar los valores por defecto que establece la herramienta de Office cuando vamos a crear un nuevo documento. Lo normal es que al abrir un nuevo documento, Word establezca como fuente predeterminada Calibri y doble espacio en la escritura, sin embargo, podemos hacer que estos valores sean nuestros favoritos cada vez que nos disponemos a crear un nuevo documento.

trucos de word, cambiar valores por defecto

Para ello, abrimos una nueva hoja en blanco de Word y desde el menú Inicio Estilos, pulsamos sobre la opción Normal con el botón derecho del ratón para seleccionar la opción modificar. En la siguiente ventana, podremos ajustar los valores que queremos por defecto en Word.

19. Añadir vídeos en un documento de Word

Una opción bastante oculta en Word, permite enriquecer los documentos con vídeo que pueden reproducirse directamente desde la herramienta de Office. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es activar la opción del menú Programador. Abrimos el menú Archivo > Opciones > Personalizar cinta de opciones y en la columna de la derecha seleccionamos Fichas personales.

Ahí encontraremos la opción Programador que tenemos que activar marcando la casilla. Aceptamos los cambios y desde el menú principal de Word, veremos cómo la opción de menú Programador nos aparece ya disponible. Dentro de Programador > Controles > Herramientas heredadas vamos a hacer clic sobre la opción Más controles y en el listado que se nos muestra a continuación buscamos la opción Windows Media Player.


Una vez tenemos el control del reproductor en el documento, desde la opción del menú Desarrollador pinchamos sobre la opción Propiedades y se nos abrirá una ventana donde podemos indicar el nombre del control, la ruta del vídeo que queremos añadir si es un archivo de nuestro disco duro, la URL, etc. En las versiones más modernas de Word, también tenemos la opción de Insertar > Vídeo en línea y que nos permite añadir un vídeo de Youtube a nuestro documento rápidamente.

20. Reorganizar listas sin tener que copiar, cortar y pegar

Cada vez que tenemos que tratar con listas y tenemos que reorganizar cada uno de los elementos, en la mayoría de ocasiones es una tarea bastante pesada tener que andar cortando y pegando cada fila en su nuevo sitio y tener que mantener los saltos de línea, etc. Sin embargo, entre las opciones secretas o trucos de Word encontramos una que nos ofrece la posibilidad de mover cada uno de los elementos de una posición a otra con un simple atajo de teclado. Sobre un elemento de la lista pulsamos Alt + Mayúsculas y con los cursores arriba y abajovamos moviendo el elemento sobre el que nos hemos posicionado.

21. Evitar que se imprima parte del texto de un documento Word sin tener que eliminarlo o crear una copia del documento

Es muy probable que en más de una ocasión, cuando has ido a imprimir un documento de Word, no quieres que salga en papel parte del texto. Esto supone borrarlo, imprimir y posteriormente volverlo a copiar o crear un archivo duplicado de ese documento sin el texto e imprimirlo. Además de ser un proceso lento, puede provocar que en algún momento perdamos parte del texto e incluso nos quedemos con versiones duplicadas del documento. Para evitar imprimir parte del texto de un documento de Word sin tener que eliminarlo o crear duplicados, lo que tenemos que hacer es seleccionar ese texto y hacer clic con el botón derecho para seleccionar la opción Fuente.

En la ventana que se abre a continuación, dentro de la sección efectos marcamos la opción Oculto y pulsamos Aceptar. De esta manera, el texto seleccionado quedará oculto para la impresora aunque nosotros sigamos viéndolo en el documento.

22. Modo Lectura en Word

Se trata de un modo de visualización para documentos de Word en el que el propio documento es mostrado como si fuese una página web y no puede editarse el texto. Para activar el modo lectura debemos ir a la opción de menú Vista > Modo lectura, mientras que para volver al modo normal sólo hay que ir a Vista > Editar documento.

23. Guardar y cerrar todos los documentos de Word a la vez

En algunas versiones más antiguas de Word, era posible mostrar las opciones deGuardar todo y Cerrar todo haciendo clic en el menú Archivo mientras se mantenían pulsada la tecla de mayúsculas, pero posteriormente estas opciones no están visibles de esta manera. No obstante, todavía hay una opción algo escondida dentro de estos trucos de Word, que nos permite mostrarlas para guardar y cerrar todos los documentos de Word abiertos de una sola vez.

Para mostrar estos dos comando debemos hacer clic sobre la pestaña o flecha que aparece en la barra de herramientas de acceso rápido y seleccionar la opción Más comandos. Esto nos muestra una nueva ventana donde podemos listar todos los comandos disponibles en Word y donde tenemos que buscar el de Guardar todo y Cerrar todo para añadirles a la barra de herramientas de acceso rápido. Una vez aceptemos los cambios ya encontraremos disponibles estas dos opciones en la barra de herramientas de acceso rápido.

trucos de Word, cerrar todos

24. Pegar texto de una web en Word sin formato, sólo el texto

En muchas ocasiones habremos copiado el texto de una página web a un documento Word, pero hemos visto cómo el formato del texto de la web se añade también al documento de Word. Si queremos evitar esto y pegar sólo el texto, nada más pegar el contenido del portapapeles, tenemos que desplegar las opciones de la barra de herramientas que se muestra y dentro de las opciones de pegado elegir la de Mantener sólo texto.

25. Recortar una imagen dentro de Word sin tener que editarla con otros programas

Seguro que en más de una ocasión al insertar una imagen dentro de un documento de Word, hemos visto cómo el tamaño puede hacer que no se muestre bien el detalle que queremos mostrar y por lo tanto, nos toque volver a editarla para recortar una parte o zona de la imagen y volverla añadir al documento. Sin embargo, hay una opción que no podíamos dejar de incluir entre estos trucos de Word que nos permite hacer esto sin tener que quitar la imagen y sin tener que editarla con software adicional.

Para ello, seleccionamos la imagen y dentro de Herramientas de imagen > Formato > Tamaño, encontraremos la opción recortar. Con esta herramienta seleccionada, seleccionamos la zona de la imagen que queremos recortar y automáticamente veremos cómo la imagen dentro del documento es sustituida por una imagen que contiene la zona recortada.

26. Descargar todas las imágenes de un Word con un solo clic

Para descargar todas las imágenes que contiene un documento Word podemos utilizar uno de los muchos trucos de Word que se esconden entre todas las opciones de la herramienta de Microsoft. En esta ocasión, al ir a la opción del menú Archivo > Guardar como, tenemos que seleccionar la opción guardar como página web filtrada y en formato HTML. Al guardar en este formato, el propio Word creará una carpeta en la que podremos ver como están todos los archivos de las imágenes que había en el documento de Word.

27. Personalizar atajos de teclado propios para las distintas opciones de Word

Por defecto, Microsoft Word cuenta con diferentes atajos de teclado que permiten lanzar determinadas funciones del menú. Por ejemplo, Para ejecutar Guardar como simplemente tenemos que pulsar la tecla F12. Pero si preferimos personalizar estos atajos de teclado y asignarles la combinación de teclas que queramos, también lo podemos hacer. Para ello, tenemos que ir a Archivo > Opciones > Personalizar cinta de acciones y en la ventana que se muestra a continuación, pulsar sobre el botón Personalizar métodos abreviados de teclado que aparece debajo del listado de comandos disponibles.

trucos de word, método abreviado

A continuación, veremos una ventana donde en la parte izquierda aparecerá un listado con cada una de las categorías de Word y al seleccionar una de ellas, automáticamente veremos en la parte derecha todas las opciones. Una vez elegida la opción que queremos personalizar, veremos si ya tiene algún método abreviado activo y podremos añadir el que nosotros queramos en el campo Nueva tecla de método abreviado. Ahora sólo nos queda aceptar los cambios y el método definido ya estará disponible para comenzar a utilizarlo. Sin duda, uno de los trucos de Word que va a hacer que trabajemos de manera más productiva con la herramienta de Office.

28. Imprimir todos los atajos de teclado personalizados

Sin duda, los atajos de teclado nos ayudan a utilizar Word de manera más productiva, pero puede que en muchas ocasiones haya determinadas opciones, ajustes o acciones que desconozcamos su atajo de teclado. Además, casi resultaría imposible memorizar la gran colección de atajos de teclado disponibles en Word. No obstante, existe una manera de imprimir todos los atajos de Word para tenerlos siempre a mano en una hoja.

Para ello, vamos a la opción de menú Archivo > Imprimir, desplegamos las opciones dentro de Configuración y seleccionamos Asignación de teclas. Ahora podemos imprimir todos los atajos de teclado de Word en una hoja o si seleccionamos una impresora PDF, guardarlo en este formato en nuestro ordenador para tenerlo en formato digital.

29. Crear una copia de seguridad automática de cada documento de Word cada vez que lo guardemos

Aunque hay programas y sistemas que permiten hacer copia de seguridad de todo cuanto almacenamos en el disco duro, es posible que únicamente queramos realizar copias de seguridad de nuestros archivos de Word. Para que la herramienta de Microsoft haga una copia seguridad de un documento cuando lo guardamos, tenemos que ir a Archivo > Opciones > Avanzadas y buscar dentro de la sección Guardar la opción Crear siempre copia de seguridad. Aceptamos los cambios y a partir de ese momento, cada vez que guardemos los cambios de un documento de Word, se realizará de forma automática una copia de seguridad del documento.

30. Escribir texto en cualquier parte del documento sin utilizar cuadros de texto

Aunque lo normal cuando comenzamos a escribir en un documento de Word es ir completando línea a línea, la herramienta de Microsoft también permite la opción de añadir cuadros de texto que podemos poner donde queramos. Pero, tal y como haríamos delante de un folio en blanco, entre todos estos trucos de Word no queremos dejar de contar cómo podemos escribir en el lugar del documento de Word que queramos sin tener que dar espacio en blanco, tabulaciones o intros y sin añadir cuadros de texto. Para ello, basta con hacer doble clic en la zona del documento donde queramos escribir y listo.

trucos de word, escribir donde quieras

31. Conoce los cambios realizados por cada una de las personas con las que has compartido tu documento de Word

Entre las opciones de Word, encontramos la de poder compartir nuestro documento con otras personas, a las que podemos permitir realizar modificaciones en el mismo. Sin embargo, seguro que queremos saber en todo momento qué usuario realiza modificaciones en el documento y cuáles son los cambios que realiza cada uno de ellos.

Entre los trucos de Word, podemos encontrar la opción de Control de cambios, que nos permite conocer a posteriori cuáles fueron todas las modificaciones realizadas en el documento que hemos compartido, en qué momento las han hecho y quién ha sido el autor.

trucos de word, control de cambios

32. Repetir rápidamente la última acción realizada sobre el documento Word

Seguro que en más de una ocasión hemos necesitado realizar un cambio determinado en el texto en repetidas ocasiones como cambiar el tamaño de la fuente, el tipo, el formato, etc. Para realizar esto, tenemos que ir recorriendo el documento, marcando el texto sobre el que queremos aplicar esa acción y realizar los clics necesarios para realizar el cambio. Sin embargo, entre los trucos de Word u opciones más secretas, está la de poder repetir la última acción sobre un documento de Word rápidamente con sólo pulsar la tecla F4. Es decir, si lo último que hicimos fue cambiar el tamaño de la fuente de un determinado texto, a continuación podremos hacer el mismo cambio sobre cualquier otro texto con sólo pulsar F4.

33. Añadir rápidamente separadores de párrafo

En muchas ocasiones, cuando creamos un documento de Word necesitamos añadir algún tipo de separador entre párrafos, una línea de guiones, asteriscos, almohadillas o guiones bajos suelen ser lo más utilizado. Sin embargo, entre los trucos de Word hay que decir que la herramienta de Office ofrece la posibilidad de añadir un separador de párrafo, a partir de tres de estos símbolos,rápidamente. Para ello, sólo tenemos que escribir tres iguales, tres guiones, tres asteriscos o tres almohadillas y pulsar Enter. Automáticamente veremos cómo la línea se transforma y se muestra en todo el ancho del texto

34. Añadir recortes de pantalla a nuestro documento de Word

En un documento de Word podemos añadir cualquier imagen desde un archivo e incluso desde el portapapeles, una característica bastante útil y que nos permite también incluir una captura de pantalla. Pero hay otro truco de Word que nos permite añadir un recorte de pantalla al documento de Word sin ningún problema. Para ello, tenemos que ir a la opción de menú Insertar > ilustraciones > Captura > recorte de pantalla y a continuación arrastrar el ratón sobre el área que queremos recortar. Automáticamente, veremos cómo ese pedazo de captura se añade al documento de Word.

35. Eliminar el el formato completo de un texto en Word

Seguro que más de una vez nos hemos pasado un buen rato revisando un documento de Word para ir quitando el formato de ciertas palabras, frases o párrafos del texto. Por un lado negritas, otro cursivas o el tamaño, tipo y color de letra dentro de un documento de texto han podido hacer que perdamos mucho tiempo en eliminar ese formato y dejarlo todo a nuestro gusto. Pues bien dentro de los trucos de Word no se nos podía olvidar la opción de Borrar todo el formato, una opción que podemos encontrar en Inicio > Fuente > Borrar todo el formato y que con solo seleccionar todo el texto del documento de Word nos elimina cualquier tipo de formato en el texto con un sólo clic.

36. Usar una fuente con la que no cuenta Word

Aunque el propio Word ofrece distintas opciones para personalizar el texto de nuestro documento, puede que en alguna ocasión queramos aplicar un tipo o estilo de fuente que no tiene el propio Word, sin embargo, siempre podemos recurrir a la opción de instalar una nueva funte. Antes de nada, lo primero que tenemos que hacer es descargarnos la fuente que queremos usar en el documento de Word, copiarla en la ruta C:/Windows/Fonts y a continuación, reiniciar Word para que nos aparezca disponible la nueva fuente.

37. Dar formato a muchas palabras a la vez aunque estén en diferentes partes del documento de Word

Al igual que indicábamos un par de trucos de Word la opción de eliminar todo el formato a un documento de golpe para no tener que andar texto a texto o palabra a palabra, ahora vamos a mostrar cómo dar formato a muchas palabras o partes de texto al mismo tiempo, aunque estén en diferentes partes del documento. Para conseguir esto, solo tenemos que seleccionar la primera palabra o parte de texto al que queremos aplicar un formato concreto y a continuación, manteniendo la tecla Ctrl pulsada, vamos seleccionando el resto de palabras o partes de texto a los que queremos aplicar ese mismo formato. Una vez seleccionado todo, aplicamos el formato y listo.

trucos de Word, dar formato a texto de diferentes sitios del documento

38. Hacer una selección vertical del texto de un documento de Word

En determinados momento puede que nos encontremos con un documento de Word en el que el texto está organizado como si fuesen columnas, pero a la hora de querer seleccionar el texto de una de ellas, vemos cómo al arrastrar el ratón por el documento, la selección se hace de forma horizontal por defecto en Word. Pues bien, hay un sencillo truco de Word que permite realizar una selección vertical del texto en un documento de Word. Para ello no hace falta activar ninguna opción dentro de la herramienta, únicamente tenemos que poner el cursor donde queremos empezar la selección y a continuación, manteniendo la tecla Alt pulsada, arrastramos el ratón sin soltar y realizamos la selección vertical que necesitemos. Con la selección del texto hecha, también podemos cambiar el formato del texto seleccionado.

39. Cómo saltarse la pantalla de inicio de Word

Cada vez que abrimos Microsoft Word tenemos que pasar por la pantalla de inicio, desde la cual podemos acceder a los documentos recientes o elegir entre diferentes plantillas para nuestros documentos. Pero si preferimos saltarnos esta pantalla, hay una opción en Word que nos permite hacerlo. Para ello, vamos al menú Archivo > opciones > General y en opciones de inicio desmarcamos la opción Mostrar la pantalla de inicio cuando se inicie esta aplicación.

trucos de Word, saltarse la pantalla de inicio

40. Cómo cortar y pegar varios textos o imágenes a la vez

Cortar y pegar son dos de las opciones más repetidas cada día por los usuarios cuando utilizan la herramienta de Microsoft. El portapapeles de Word funciona como el de Windows, cada vez que copiamos un elemento, éste sustituye al anterior y únicamente tenemos disponible lo último copiado para poder pegarlo. Pero dentro de los trucos de Word, hay una opción que nos permite cortar numerosos elementos para pegarlos posteriormente todos de golpe.

Es decir, podemos cortar varios fragmentos de texto u otros elementos como imágenes, que se irán guardando todos ellos en una especie de portapapeles para posteriormente pegarlos donde queramos todos de una vez. Para almacenarlo y copiarlos tenemos que ir pulsando Ctrl + F3, mientras que cuando queramos pegar todo lo cortado, sólo tenemos que pulsar la combinación de teclas Ctrl + Mayúsculas + F3. Además, se pegará todo en el mismo orden que los hayamos cortado.

41. Mover párrafos de un lugar a otro del documento rápidamente sin afectar a la estructura del documento

Utilizar correctamente los distintos estilos de Word no sólo nos permite crear tablas de contenidos en unos, también nos da la posibilidad de desplazar párrafos enteros sin afectar a la estructura del documento. Para ello, vamos a tener que ir a la opción de menú vista y dentro del apartado Vistas pulsar sobre la opción Esquema.

trucos de Word, cambiar párrafos de sitio

Esto hará que se nos muestre una vista en modo esquema con cada uno de los párrafos marcados por un círculo, el cual podemos pinchar y arrastrar hasta la posición que queramos y que hará que se mueva el párrafo al completo donde los hemos llevado sin que la estructura del documento se vea afectada.

42. Editar un PDF con Microsoft Word

El formato PDF es uno de los más utilizados hoy en día para compartir o intercambiar documentos. Aunque es posible abrirlos desde el propio navegador, desde Microsoft Word podemos además de abrirlos, editarlos para realizar cualquier cambio y guardarles posteriormente en formato PDF de nuevo.

Lo único que tenemos que hacer es ir a la opción Archivo > Abrir y elegir el PDF que queremos editar. Una vez realizados los cambios necesarios, guardamos el archivo en formato PDF y listo.

43. Añadir una imagen de fondo en el documento de Word

A todos los usuarios nos gusta hacer únicos nuestros documentos de Word y una opción bastante atractiva y poco vista es la de añadir una imagen de fondo y que el texto se muestre sobre ella. Para establecer la imagen que queramos como fondo de nuestro documento de Word, lo que tenemos que hacer es ir a la opción de menú Diseño > fondo de página y bajo la opción Marca de agua, seleccionar la de Marcas de agua personalizadas.

trucos Word, imagen de fondo

44. Cómo personalizar la cinta de opciones de Word

Aunque Microsoft ofrece una cinta de opciones agrupadas de una manera lógica, también nos ofrece la posibilidad de personalizarla a nuestro gusto eliminando o añadiendo los comandos que queramos. Para ello, tenemos que ir a la opción Archivo > Opciones > Personalizar cinta de opciones. Una vez ahí, en el menú desplegable que se muestra en el lado izquierdo debemos seleccionar la opción Comandos que no están en la cinta de opciones y añadirlos a las opciones de la cinta de opciones de la derecha, donde además, podemos agregar nuevas opciones personalizadas.

45. Añadir el símbolo de un check de verificación

En un documento de Word podemos añadir un montón de símbolos, sin embargo hay uno, el del check de verificación, que probablemente has intentando añadir a alguno de tus documentos y no has sido capaz. Para insertar el símbolo de check de verificación tenemos que ir a la ficha Insertar y en grupo de símbolos hacer clic sobre la opción Más símbolos. Una vez hecho esto, debemos elegir la fuente Wingdings y desplazarnos hasta la última fila de la lista de símbolos, donde encontraremos el símbolo del check de verificación.

46. Proteger parte de un documento para que nadie pueda modificarlo

Aunque es posible proteger todo un documento para que nadie que no queremos pueda abrirlo, en ocasiones necesitamos proteger parte de un documento para que no pueda ser modificado. De esta forma, el documento será accesible e incluso editable, excepto una zona del mismo que no queremos que pueda ser modificada. Para ello, lo que tenemos que hacer es añadir saltos de sección continua justo antes del inicio del texto que queremos proteger y al final del mismo, es decir, el texto que queremos que no se pueda modificar deberá estar entre saltos de sección continua.

Para ver dónde se sitúa cada salto de sección continua es necesario activar las marcas de párrafo desde el menú Inicio > Párrafo > Mostrar todo. Una vez hecho esto, ya podemos ir a Revisar > Proteger documento > Restringir formato y edición, que nos mostrará una nueva ventana donde podremos marcar la opción de Admitir sólo este tipo de edición en el documento y dentro de la lista desplegable de esta misma sección elegir la opción de Rellenando formularios.

A continuación debemos pulsar sobre el enlace Seleccionar secciones, que nos abrirá una nueva ventana y asegurarnos de marcar la sección o secciones que queremos proteger. Por último, hacemos clic sobre el botón Si, aplicar la protección, que nos mostrará una pantalla donde podremos introducir una contraseña para proteger dicha sección.

47. Repetir la última acción con sólo pulsar una tecla

Seguro que en muchas ocasiones hemos tenido que repetir una misma acción numerosas veces a lo largo de todo un documento de Word, aplicar un determinado formato, cambiar una fuente o cualquier otra cosa. Para ello, hemos tenido que ir una a una e ir aplicando los cambios, lo que puede implicar realizar numerosos clics por las opciones de Word en cada caso. Pues bien, entre los trucos de Word no podía faltar la opción de poder repetir la última acción pulsando la tecla F4. Es decir, cada vez que queramos repetir la última acción realizada en un documento de Word, sólo tenemos que pulsar la tecla F4 y se realizará automáticamente.

48. Dictar texto a Word con tu propia voz

Recientemente veíamos cómo Microsoft anunciaba Dictate, un complemento que permite dictar texto en Word, Outlook y PowerPoint con tu propia voz. Un proyecto experimental dentro del proyecto Microsoft Garage pero ya cuenta con soporte para más de 20 idiomas incluido el español y que ya puedes descargar. Conoce cómo funciona y accede a su descarga desde el anterior enlace.

49. Dividir un mismo documento de Word en dos ventanas

Si sueles trabajar con documentos de Word de varias hojas, entonces este truco de Word te será de gran utilidad, ya que te permite abrir una segunda ventana dentro del mismo documento para que puedas visualizar dos partes distintas del mismo documento en una misma ventana de Word. Para ello, basta con tener el documento abierto y pulsar la combinación de teclas Ctrl + Alt + V, que hará que auotomáticamente aparezca una línea que divide el documento en dos especies de ventanas que podemos adaptar su tamaño arrastrando la línea que las separa y que nos va a permitir ver dos zonas distintas del mismo documento en la misma ventana. Muy útil para ver dos páginas de un documento que contiene un gran número de páginas sin tener que ir de una a otra.

trucos de Word,dividir en dos pantallas

50. Escribir texto en varias columnas

Entre todos estos trucos de Word, hemos visto más arriba cómo seleccionar texto de un documento de forma vertical, algo que todavía es más útil cuando el texto del documento está escrito en columnas. Pero, ¿cómo podemos escribir texto en varias columnas?. Pues bien, Word ofrece esta posibilidad desde la opción de menú Formato > configurar página > columnas. Ahí vamos a poder indicar el número de columnas y automáticamente veremos cómo nuestro documento se estructura de esa manera.

BLOG – Consejos para elegir y comprar un ordenador portátil

Los portátiles son los PCs más populares en la actualidad, aunque las tabletas les pisen los talones cada vez con más fuerza. Con nuestros consejos para comprar un ordenador portátil, podrás escoger el modelo que más te conviene, desde un equipo clásico hasta un flamante ultrabook o convertible

comprar un ordenador portátil

1: Antes de empezar…

Los portátiles de 2016 pueden alcanzar una potencia equivalente a la de los PCs de sobremesa de gama media/alta. Así que nos brindan unas oportunidades que no existían hace unos años a la hora de trabajar, jugar, o procesar datos.

Elegir un portátil es un proceso más laborioso que comprar un ordenador de sobremesa. En un portátil el elemento clave es la batería, y nuestra misión es elegir correctamente sus componentes para alargar su autonomía lo máximo posible.

El mercado de este tipo de ordenadores ha cambiado mucho en los últimos años, hasta el punto de que el término “portátil” es sólo una de las muchas variantes que puedes encontrar. En primer lugar debes elegir el tipo de ordenador que necesitas.

  • Portátil: el término genérico para un ordenador autónomo. No tiene limitaciones de grosor, tamaño, potencia o componentes. La única condición es que tenga una batería para poder usarlo sin conectarlo a la corriente. Y que se pueda transportar, claro…
  • Ultrabook: una versión específica de portátil ideada por Intel para competir con los Macbook de Apple. Se caracteriza por su fino grosor y el uso de componentes concretas como una pantalla táctil o discos SSD o híbridos. Suelen tener un precio elevado.
  • Dos-en-uno o convertibles: en los últimos tiempos se han puesto de moda los convertibles que permiten extraer la pantalla para convertirla en una tablet. Muy útil en comodidad y labores de ocio, aunque suelen tener un rendimiento menor que los portátiles que mantienen todo su hardware en la carcasa.
  • Chromebooks: ordenadores de bajo coste con el sistema operativo ChromeOS, pensados para labores de Internet. No incluyen unidad de almacenamiento y exigen estar conectados de forma permanente a la Red, pues todo el trabajo se lleva a cabo en la nube. También funcionan en modo offline, pero con restricciones.
Consejos para elegir y comprar un ordenador portátilAsusChromebook C200MA

¿Qué uso le voy a dar?

Además de elegir el tipo de ordenador que más te conviene, debes pensar en el uso que le vas a dar, pues de ello depende aspectos como el tamaño de la pantalla y el hardware, que afectan a la duración de la batería. ¿Lo quiero sólo para trabajo de ofimática? ¿Voy a jugar con él, y por tanto necesito una CPU y una GPU potente? ¿Voy a ver películas, así que me iría bien una pantalla más grande? ¿Lo quiero principalmente para navegar o leer ebooks?

Piensa en todos estos aspectos para ir dando forma a las componentes que más te convienen. En este artículo nos vamos a centrar en los consejos para elegir y comprar un ordenador portátil estándar.

La batería

Piensa bien el tipo de batería que necesitas. Si vas a usar el portátil en una mesa frente a un enchufe, no es tan importante porque puedes recargar cuando quieras. Si lo vas a usar para viajar comprueba que la batería tiene una amplia capacidad o es fácilmente reemplazable por otra de repuesto. Hoy en día cada vez menos portátiles ofrecer baterías extraíbles. Es aconsejable una autonomía mínima de 7 horas.  En este aspecto no te fíes de las especificaciones del fabricante, busca análisis independientes.

La carcasa

El material de la carcasa no sólo tiene una función estética. Los dispositivos más baratos suelen estar hechos de plástico, que es más pesado y disipa peor el calor. La gama alta suele usar carcasas de aluminio, aleaciones de magnesio o fibra de carbono. Materiales ligeros, resistentes, que eliminan bien el calor del procesador o el chip gráfico.

2: ¿Qué plataforma elegir?

La primera decisión que debes tomar para comenzar con los descartes, es la plataforma que vas a utilizar.

OS X El Capitán

Consejos para elegir y comprar un ordenador portátilMacBook Pro 15 2015

Los MacBook de Apple (Análisis) usan la última versión de OS X. Las posibilidades de este sistema operativo son similares a las de Windows 10, con algunas diferencias en la interfaz. En lugar de botones emergentes y menús desplegables OS X usa un dock en la barra inferior, en donde se anclan las principales apps y herramientas. Si tienes un iPhone podrás hacer llamadas desde el portátil. Los MacBook ofrecen un muy buen rendimiento y una interfaz mejorada gracias al nuevo Touch Pad que detecta la presión, pero no tienen pantallas táctiles y el precio es elevado.

ChromeOS

Los Chromebook son ordenadores baratos pensados para Internet. ChromeOS es un buen sistema operativo para navegar, acceder a las redes sociales, leer el correo o usar la nube, pero no puede manejar programas potentes y su funcionamiento offline es limitado.

Windows 10

El nuevo sistema operativo de Microsoft se adapta bien al nuevo hardware portátil, ofreciendo más rendimiento que los anteriores Windows. Además dispone de una interfaz capaz de funcionar en modo PC o tablet, si tienes una pantalla táctil. Con tecnologías de referencia que en unos meses serán muy comunes como Continuum o DirectX12. Es, sin duda, la mejor elección en la mayoría de los casos, especialmente si vas a usar mucho software de PC o juegos.

 

3: El tamaño y tipo de la pantalla

 Nuestro primer consejo para elegir y comprar un ordenador portátil estándar, se va centrar en la pantalla. Esta elección va a fijar también el tamaño de la carcasa, que a su vez influye en la potencia y el rendimiento. Una pantalla más grande ofrece una carcasa más grande que permite una mejor disipación del calor, y el uso de periféricos como discos duros estándares e incluso grabadoras de blu-ray. Además la batería será más grande y durará más. Pero también pesará más y será menos manejable, disminuyendo la percepción de portátil.

Tamaños y usos

Consejos para elegir y comprar un ordenador portátil

+11 o 12 pulgadas: Chromebooks y portátiles de bolsillo pensados para navegar o consultar el correo, así como realizar tareas que no requieren mucho detalle. Hoy en día están en desuso, en favor de las tablets.

+13 o 14 pulgadas: Suficiente para las tareas cotidianas y para usar el portátil fuera de casa, pero pequeño para labores de diseño gráfico, tablas y bases de datos, juegos o visionado de películas.

+15 pulgadas: Es el estándar más popular, pensado para usarse en casa o con un transporte limitado. Cumple bien para cualquier tipo de tarea.

+17 o 18 pulgadas: El tamaño preferido de los diseñadores gráficos, gamers y usuarios multimedia.

Otro factor a considerar es el grado de rotación de la pantalla. Te interesa que pueda girarse en el mayor número de posiciones diferentes para facilitar el ángulo de visión si estás tumbado, o lo usas junto con otras personas:

 

Consejos para elegir y comprar un ordenador portátil

Por último, debes fijarte en la resolución. Hoy en día es imprescindible que la pantalla ofrezca una resolución de al menos 1080p. Muchos programas y vídeos están optimizados para esta resolución.

Ya existen portátiles, como por ejemplo el Dell Alienware 17 R3 que montan pantallas UHD o 4K, con una resolución de 3180×2160 píxeles. Pero siempre hay que tener en mente que, a mayor tamaño de pantalla o mayor resolución, más consumo de batería.

La última generación de portátiles suele incluir pantallas táctiles. Windows 10 está optimizado para ellas y basta con pulsar un botón para pasar de una interfaz táctil a un escritorio tradicional basado en iconos, así que tienes lo mejor de dos mundos y tu decides cuál usar. Si utilizas el ordenador para navegar, correo o redes sociales, las pantallas táctiles ofrecen un cómodo uso y buen rendimiento. Pero consumen bastante batería.

 

4: El procesador y la memoria

En este apartado encontrarás los más importantes consejos para elegir y comprar un ordenador portátil.

Los portátiles disponen de procesadores equivalentes a los de sobremesa, pero el rendimiento no es el mismo. Aunque pertenezcan a una misma familia y funcionen a la misma velocidad, los procesadores portátiles suelen ofrecer un rendimiento algo menor porque recortan otras funciones, desde la caché a los hilos, para reducir el consumo.

Consejos para elegir y comprar un ordenador portátil

Estas son las principales familias de CPUs portátiles, de menor a mayor rendimiento:

+Gama de entrada: Intel Atom. Ofrece un rendimiento básico y un bajo consumo de batería. Muy común en laptops de pequeño tamaño, Chromebooks y ordenadores en donde prima la autonomía.

+Gama bajaIntel Pentium/Celeron, AMD E. Suficientes para llevar a cabo tareas básicas como navegar, consultar el correo, redes sociales, edición de texto, aplicaciones de oficina, etc.

+Gama media/bajaIntel Core m3/ m5 / m7.  Procesadores de bajo consumo y baja temperatura. No requieren ventiladores para disipar el calor así que dan lugar a portátiles muy silenciosos.

+Gama mediaIntel Core i3/ i5, AMD A. Una colección de CPUs todo terreno que ofrecen un buen rendimiento en cualquier tarea, especialmente el i5. Buen equilibrio rendimiento/consumo

+Gama altaIntel Core i7. La gama más potente de procesadores pensada para el gaming, edición gráfica y otras tareas exigentes.

Ten siempre en mente que, a mayor potencia, más consumo de batería y, por tanto, menos autonomía.

Muchas de estas familias están disponibles desde hace varios años, así que existen varias generaciones. La rama Intel ya va por la sexta generación de procesadores Core, llamada Skylake. Ofrece más del doble de rendimiento que un ordenadores de hace 5 años, consumiendo tres veces menos batería.

El chip gráfico (GPU)

Los portátiles de bajo rendimiento suelen utilizar un chip gráfico embebido (soldado) en la placa base, e incluso integrado en el procesador. Es suficiente para tareas ofimáticas e Internet, pero su rendimiento suele ser escaso en tareas exigentes como jugar a videojuegos, edición multimedia, etc.

Los más modernos disponen de su propia GPU, en un chip independiente o un slot:

Consejos para elegir y comprar un ordenador portátil

NVIDIA es la marca de referencia, con versiones móviles de sus chips de sobremesa, que se distinguen por la M en el nombre. Así, la versión móvil de la placa GTX 980 es GTX 980M. Por regla general, a mayor numeración, más potente es el chip. Para jugar en valores de configuración medios a los juegos más potentes, es suficiente con una GPU GTX 950M o 960M. Para usar los efectos gráficos más espectaculares se requiere un chip GTX 970M o GTX980M.

AMD también dispone de GPUs portátiles con un buen rendimiento, aunque se quedan un poco por debajo de las de NVIDIA. Dispone de las gamas R5, R7 y R9, de menor a mayor rendimiento. Dentro de cada gama están las series 200 y 300, cada una con varias GPUs. A mayor numeración, más potencia dentro de cada gama.

La memoria gráfica o VRAM mínima recomendada es 1 GB, pero ya hay chips gráficos para portátiles que utilizan hasta 8 GB de VRAM.

La memoria RAM

Windows 10 ha sido optimizado para funcionar en ordenadores con poca memoria. Si compras un portátil con 2 GB de memoria RAM se defenderá decentemente, aunque lo recomendable es que tenga al menos 4 GB. Los portátiles de gama alta montan 8 GB de RAM, y los equipos punteros para gaming ya llevan 16 GB.

A mayor cantidad de memoria, más consumo y más calor generado, lo que exigen una correcta ventilación y, por tanto, una carcasa más grande. Es por eso que los equipo con 8 o 16 GB de RAM suelen ir acompañados de pantallas de 17 pulgadas con carcasas generosas, de acabado metálico para disipar mejor el calor.

Ten en cuenta que algunos portátiles vienen con memoria unificada, es decir, una única memoria RAM que comparte el procesador y el chip gráfico. Es una solución barata y válida para tareas básicas, pero produce limitaciones cuando usas programas potentes y ambas componentes se disputan la memoria unificada.

En tareas de gaming y edición gráfica, asegúrate de que el chip gráfico dispone de su propia memoria VRAM independiente.

5: Teclado y Touch Pad

En un portátil los teclados deben adaptarse al tamaño de la carcasas. Además normalmente no se pueden cambiar, así que vas a tener que quedarte con ese teclado para toda la vida.

Comprueba que las teclas son los suficientemente grandes en función de tus dedos, y que están separadas y tiene volumen, es decir, suben y bajan unos milímetros, para que las yemas de los dedos ofrezcan un control preciso. Esto es muy importante si piensas teclear mucho. Mira también si existe teclado numérico, en el caso de que lo necesites.  Y teclas de acceso a las funciones principales de Windows. Si es posible, debe incluir un reposamanos.

Si vas a usar muchas hojas de cálculo y otras aplicaciones con muchos menús y ventanas es conveniente que el teclado incluya un pequeño botón táctil o nub entre las letras G y H, que va muy bien para moverte por las ventanas sin tener que levantar las manos del teclado para ir al Touch Pad o al ratón:

Consejos para elegir y comprar un ordenador portátil

También debes comprobar si incluye un Touch Pad (el panel táctil que sustituye al ratón) y es multitáctil (para hacer zoom) e incorpora el uso de dos botones. Un portátil se utiliza en situaciones en donde no puedes conectar un ratón (por ejemplo en la cama o de viaje en el coche o el tren) y el Touch Pad es vital para mimetizar las funciones del ratón.

 

6: Almacenamiento

El sistema de almacenamiento es tan importante como la CPU, e influye notablemente en su rendimiento.

Hoy en día es muy recomendable optar por los discos sólidos SSD. Consumen menos, son mucho más rápidos, generan menos calor y son más silenciosos. Y han bajado de precio al mismo tiempo que han aumentado su tamaño. Si aún no los conoces, echa un vistazo a este vídeo:

También debes tener en cuenta el nuevo estándar NVME o PCIe x4, que permite conectar discos SSD a través de tarjetas PCI Express.

Hace unos años era muy común que los portátiles incluyesen una grabadora o un lector de disco (CD / DVD / BD) pero ahora, con el almacenamiento en la nube, las memorias USB y las tarjetas SD de gran capacidad, apenas se utilizan. Las unidades de disco internas son pesadas y consumen mucho al tener partes mecánicas, así que si necesitas un lector de este tipo (por ejemplo para ver películas en BD o DVD en el portátil), es más eficiente comprar un lector externo conectable por USB y usarlo cuando lo necesites.

 

 

Consejos para elegir y comprar un ordenador portátil

 

7: Conectividad

Vamos ya con los últimos consejos para elegir y comprar un ordenador portátil.

Las conexiones son indispensables para sacarle un buen rendimiento, y funcionalidades extra. Debe incorporar al menos una salida de vídeo HDMI o DVI para poder conectarlo a un monitor o televisor, cuando necesitemos una pantalla más grande.

También un conector USB 3.0, para el intercambio de datos a gran velocidad. Hoy en día ya es común encontrar portátiles con el nuevo USC- Type C reversible.

Algunas marcas como Apple o Lenovo usan puertos Thunderbolt 1-3, incluso más rápidos que el USB pero menos compatibles.

Un lector de tarjetas también es un extra recomendable, porque hoy en día se usan en multitud de dispositivos, y así puedes mover datos directamente de uno a otro.

Por supuesto, también debe incluir Bluetooth, y al menos WiFi 802.11n. Si es posible, WiFi 802.11ac.

8: Soporte técnico

Este es un factor que muchos usuarios no tienen en cuenta a la hora de adquirir un ordenador, pero es vital en un portátil.

Al contrario que los PCs de sobremesa, que muchas veces se montan con componentes genéricos y la garantía la ofrece la tienda, buena parte de los portátiles disponen de componentes integradas que no están a la venta o que son difíciles de arreglar, así que si algo se estropea, quedas en manos del servicio técnico de la marca.

A la hora de comprar un portátil confía sólo en marcas y fabricantes de confianza, con un servicio técnico contrastado.

Son muchos los aspectos técnicos a tener en cuenta, pero merece la pena dedicar unas horas a examinar toda la información. A cambio disfrutarás de un buen portátil durante muchos años.